Confirmar

miércoles, 3 de enero de 2007

Carl Seelig y Robert Walser

Robert Walser es considerado actualmente un gran escritor, pero como a muchos les ha sucedido, cuando vivía no era conocido como tal. Es verdad que algunos que alcanzaron la celebridad, a veces post-mortem, como Kafka, Musil, Walter Benjamín o Canetti lo alabaron, pero para la mayoría permaneció en la oscuridad. Se atribuye a Carl Seelig ser su redescubridor moderno.

Seelig (escritor suizo) es el autor del libro que hoy traigo a este blog. Su libro "paseos con Robert Walser" cuenta sus visitas a Robert Walser durante 20 años (desde julio de 1936 hasta la navidad de 1955). Este libro contiene los apuntes de esos encuentros, donde caminaban muchos kilómetros por el paisaje de Appenzell (Suiza) y charlaban de literatura hasta el momento en que volvían al asilo psiquiátrico donde vivía Walser, en cuyo lugar nadie sabía si estaba enfermo o simplemente había encontrado un refugio más para su existencia.

Robert Walser tiene ya varios libros publicados en español, incluso los escritos en su microscópica caligrafía; microgramas que sólo puede ser leída por medio de poderosos lentes de aumento. Walser escribía en cualquier soporte, usaba el primer papel que tuviese cerca, en casos sus hojas no pasaban de los 8 por 17 centímetros, y aprovechaba todos los blancos con su prodigiosa regular y casi invisible letra. No hay en sus 526 manuscritos ni una tachadura, ni una enmienda. Usaba hojas de almanaque, reversos de facturas, sobres ya utilizados, etc. etc. Incluso, quizá con humor, el reverso de las contestaciones con que alguna editorial le comunicaba el rechazo de algún texto anterior.

Creo que tendré oportunidad de comentar algunos de sus escritos que he leído estos últimos años. El de hoy lo considero de "iniciación". Contiene algunas fotografías de Walser y en ellas parece, en blanco y negro una persona mayor, perfectamente vestida (con un estilo que ya se ha perdido por completo), su paraguas colgando del brazo derecho y un sombrero de ala corta que le presta la seriedad de un buen burgués. Walser era profundamente erudito, pero sus escritos son sencillos y tratan de temas triviales pero dándoles la importancia de hechos singularmente profundos. Un ejemplo más que la significación está en nuestra cabeza y no viene con los objetos ni con las situaciones donde se encuentran.

"Sin amor el hombre está perdido", dice este hombre solitario y que pasó casi treinta años en un psiquiátrico. En cierta forma yo veo, o quizá debería poner aquí "siento", que Walser está íntimamente conectado con W.G.Sebald que ya comenté hace muy poco. Son de la misma familia, y todos tienen en común que resultan muy extraños, como si no fueran de nuestra época, pero tampoco del pasado ya que tienen, a su pesar, un aire absolutamente contemporáneo.

El libro, por otra parte muy delgado, merece leerse; además impulsa a dar largas caminatas, lo cual es muy saludable.

Ficha bibliográfica:

Seelig(1977) Carl Seelig "Paseos con Robert Walser" Ediciones Siruela www.siruela.com Barcelona, 2000 pp.167 Tit.Orig. Wanderungen mit Robert Walser, Suhrkamp Verlag, Frankfurt am Main.

No hay comentarios: