viernes, 23 de febrero de 2007

R.Middleton y Alexandra David-Neel

Alexandra fue una mujer excepcional en su época (1868-1969); también la longitud de su vida fue excepcional, pero la aprovechó al máximo, cosa que ya en si mismo merecería una mención especial… aparte de la Legión de Honor francesa que obtuvo poco antes de su muerte. Fue una gran viajera, cantante de ópera (bastante buena por cierto), periodista y exploradora, budista (visitó Lhasa, la capital del Tibet, en 1924, ciudad prohibida en ese entonces a los extranjeros y llegó a ella disfrazada de tibetana lo que supone, entre otras cosas hablar la lengua del país como un nativo). Escribió más de treinta libros sobre los temas que trabajó e influyó en escritores occidentales como Alan Watts, Jack Kerouac y Allen Ginsberg.

Toda su vida fue una aventura y una investigación permanente; piénsese que recorrió diversos países de Europa, y durante catorce años India, China, Corea y Japón. Todo eso en la época donde no existía el turismo y en la cual no se esperaba de una mujer que hiciese tales cosas.

El libro que escribe Ruth Middleton, que llegó a conocer personalmente a Alexandra David-Néel, ofrece un panorama general de su vida y de sus viajes, principalmente al Tibet.

Es un libro pequeño, de lectura agradable y además contiene diversos fragmentos escritos por la propia Alexandra: “Una vez más doy la espalda a la civilización occidental, gozosamente, con una sensación de alivio, de reposo, de estar al fin sin carga. La luz del poniente tiñe de rosa los picos nevados de las montañas, aparece la primera estrella chispeante, el momento es tan bello, sereno, dichoso, que te sumerges en él, hundiéndote suave, profunda e infinitamente” (pag. 111)

De anarquista a budista Alexandra recorrió un largo y especial camino. Nosotros podremos acompañarla a la distancia, con este libro.

Ficha Bibliográfica:

Middleton(1989), Ruth Middleton, "Alexandra David-Néel. Retrato de una aventurera", Circe, Bcn, junio 1990, pp.261, Tit.Orig: Alexandra David-Néel

1 comentario:

Baptisma dijo...

Que tal. Vaya blog tan interesante. Demasiado propositivo.

Me encuentro inaugurando mi espacio y creo que sería agradable contar con su visita.


Saludos y hasta pronto!