sábado, 15 de septiembre de 2007

Assimil. Le latin sans peine

Hace un pocos años (concretamente en septiembre del 2002, Madrid. X Congreso Internacional de la Academia Latinitati Fovendae –para el fomento del latín-)) se dijo que el Latín, luego de 25 siglos de historia, sigue siendo apto para ser usado como lengua común en diversas partes del mundo. Prueba de ello es que estos congresos anteriormente se celebraron en lugares tan dispares como Francia, Rumania, Malta, Reino Unido, Finlandia o Senegal, con asistencia de estudiantes de muchas nacionalidades. Todas las comunicaciones del citado congreso se hicieron en latín y es fácil encontrar en la Red foros, radios y diarios que hablan la lengua inmortal para una comunidad parlante tan diversa que describirla ocuparía mucho lugar.

En este congreso que cito también se dijo que con métodos modernos activos de aprendizaje el Latín podía ser hablado en un plazo de tres años. Pues bien, yo reduciría sustancialmente ese plazo, ya que este libro que comento permite hacerlo en un tiempo variable pero en ningún caso mayor del año. Por supuesto que con él no se podrá leer a Virgilio o a Erasmo, pero si participar activamente en los numerosos “Circulus” de latín que poco a poco se extienden por Europa y EEUU (y en otras partes también; todo hay que decirlo). También es una buena manera de introducirse en nuestra lengua madre y puedo asegurar que el conocimiento del latín permite comprender mejor el idioma español, al igual que otros idiomas romances.

Luego de estudiarlo, como si de un juego se tratara, bien podremos decir, como uno de los personajes del texto: “´Minime! Lengua latina difficilis non est” (a pesar de todo el latín no es difícil).

Un solo contratiempo, que muestra por otra parte, lo poco que por estos pagos nos hemos interesado en el latín (o como seguimos anclados en una mentalidad arcaica que lo circunscribe sólo a territorio de la Iglesia)… no tenemos versión Latín-español. Sólo está a nuestro alcance la versión Latín-inglés o Latín-francés. Pero con un pocos conocimientos de una de estas lenguas tendremos acceso a un método probado de aprendizaje de idiomas. Método que he experimentado, junto con otros, y que realmente es muy práctico.

Ficha Bibliográfica:

La Méthode Assimil, “Le latín sans peine”, par C.Desessard, France.

Nota: hay también un CD con el texto hablado que ayuda mucho a captar la pronunciación actual del latín, que no coincide con la del latín eclesiástico (por ejemplo la “c” se lee como “k” igual que en el latín clásico. Así Ciceron, se leerá “Kikeron”).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este libro también existe en Italiano-Latín

Avitus dijo...

La Schola Latina Universalis facilita una traducción de trabajo al español (y al inglés) a quienes siguen el método en la misma.