miércoles, 9 de mayo de 2007

J.Costa. La esquemática

Me gustaría alertar sobre este libro. Desde hace muchos años he prestado atención a las condiciones del trabajo intelectual. La primera persona que me dio pistas sobre esta cuestión fue un sociólogo norteamericanoWright Mills que en el apéndice de su libro "La Imaginación Sociológica", explicaba a los estudiantes graduados de su país como trabajar si querían convertir a la investigación científica, en materia humana, en una cosa seria, alejada por igual del ensayismovoluntarista y del academicismo ritualista. Un apéndice que tuvo una enorme importancia en mi historia personal, hasta el punto de convertirlo en casi una Biblia de uso cotidiano. Si el lector rastrea en los artículos de "Casi Nada", (verOpinatio.com) encontrará referencias a este tema que quizá le resulten útiles.
El trabajo intelectual debería ser abordado con seriedad, tal como lo sugiere Wright Mills, y ello implica desarrollar instrumentos que faciliten la labor de pensar y recordar, ya que, al fin de cuentas, es en nuestra cabeza donde se cuecen las ideas y se establecen relaciones significativas entre cosas aparentemente lejanas. Pues bien, este libro deJoan Costa, ayuda a pulir tales herramientas. Su objetivo se encuentra en "hacer visibles y comprensibles al ser humano aspectos y fenómenos de la realidad que no son accesibles al ojo, y muchos de ellos ni siquiera son de naturaleza visual. Fenómenos complejos, procesos sutiles einaprehensibles que escapan a nuestro conocimiento porque están fuera de los alcances del sistema sensorial humano. Cosas que sin embargo hemos de aprender, realizar, descubrir, retener y utilizar en el ejercicio profesional o en el devenir de la vida cotidiana." (pág.14)
Convertir en visible lo invisible es "visualizar", convertir en espacial lo abstracto y establecer un isomorfismo entre la estructura que diseñamos y los conceptos e ideas que corretean en nuestro cerebro. Y para ello hay que aprender a esquematizar, a hacer bocetos, mapas, organigramas, ideogramas y toda una amplia panoplia de recursos que podemos inventar yreinventar usando la experiencia acumulada en estas cuestiones. Experiencia que proviene tanto de los estudiosos en disciplinas específicas cuanto de otros investigadores, comoJoan Costa, que ha hecho de
"visualizar la información" un tema válido de estudio y enseñanza.
No me gusta recomendar cosas que yo no haya probado; obviamente mi experiencia es limitada y mis gustos también, pero si ni siquiera podemos probarlo y comprobar su eficacia ¿cómo hablar de algo que no ha pasado este filtro tan grueso? También es cierto que la prueba individual no es suficiente. Existen variables invisibles que hacen que un método fracase o tenga éxito, y que mientras no sean aisladas y reconocidas no hay garantía suficiente; así que considerando con prudencia que no se ha descubierto nada de gran relevancia, por lo menos sí se puede decir que lo que uno ha probado debería ser comprobado por otros, si les parece que tiene un valor de utilidad razonable.
En nuestras universidades (hasta donde alcanza mi conocimiento y mis sospechas) poco se enseña de este tema. Pareciera que los alumnos aprenden tan naturalmente como comen y persiguen al otro sexo y sin embargo ... Muchas veces he podido observar, delante de mis narices, como los alumnos practican métodos tan absurdos (y para los sujetos, sin embargo, relevantes) como subrayar casi completamente el texto estudiado. Este es un ejemplo modesto de algo que no deberíamos dar por hecho sin antes someterlo a rigurosoexamen : no sabemos pensar, no sabemos estudiar y estamos poco preparados para investigar fuera de un equipo muy estructurado que actúe y razone por nosotros.
Los equipos son cosa buena, pero es malo no poder funcionar en solitario. Nuestra cultura es individualista, y si bien ello tiene su lado oscuro también es cierto que ha tenido sus logros importantes debidos, justamente, a esa peculiaridad nuestra. Por lo tanto pienso que debe impulsarse el tratamiento de la información de manera tal que cada individuo pueda alcanzar un grado de excelencia en su manejo e interpretación. ¡Síademás gozamos del beneficio de estar insertos en un buen equipo... tanto mejor! Pero una tarea no quita la otra ni la excluye; pueden ser desarrolladas en paralelo. Por lo tanto insisto en que cada individuo debe ocuparse de su cabeza sin perjuicio que todos juntos encontremos un punto de reunión productivo.
Este libro puede ayudar en un supuesto programa de mejoramiento del trabajo intelectual. Nos ofrece una visión global de cómo producir esquemas útiles para el pensamiento, y nos ayuda a imaginar mejor lo que ya creemos saber y sin embargo pocas veces aplicamos en la vida cotidiana, tal como desarrolla en uno de sus capítulos ("El pensamiento visual, mecanismo de la imaginación práctica", pág.90). Curiosamente, uno, que ha zascandileado por diversos mundos, comprueba que la capacidad de visualización también es ensalzada en los métodos de introspección budistas, practicados desde hace dos mil quinientos años atrás (Nihil novum sub sole); hasta tal punto tienen importancia que es prácticamente imposible acceder a ejercicios espirituales más profundos sin alcanzar, primero, un nivel de visualización satisfactorio.
Toda esta tecnología tan sofisticada del Budismo resulta extraña al hombre occidental medio, pero está ahí, a nuestra disposición... como tantas cosas que tenemos y sin embargo ni se nos ocurre usarlas. Muchas veces he pensado que nosotros, los que vivimos en esta época, somos como laimagen tradicional de la pereza, un humano sediento que se muere por no girar la cabeza y beber de un chorro de agua cristalina que cae desde lo alto. ¡Tenemos tanto conocimiento a nuestra disposición... esperando! ¡Y dedicamos nuestro tiempo a tantas necedades!
Pero luego vuelvo a mirar las cosas y me siento más optimista. Evidentemente los procesos son lentos, y la especie humana es resultado de unaevolución de millones de años; así que "tiempo al tiempo" y no es bueno caer en impaciencias de adolescente mal criado.
Resumiendo: si Ud. quiere mejorar su manera de pensar, dedique tiempo a ello (en vez de protestar porque las escuelas no se ocupan de ello), y este libro le dará algunas pistas interesantes que luegodependerán de su energía y curiosidad... transitar.
Ficha Bibliográfica:
Costa(1998), Joan Costa, "La esquemática. Visualizar la información", Editorial Paidós, Colección Paidós Estética 26, Barcelona, 1998, pág. 222.

3 comentarios:

alfredost dijo...

si bien me salto el blog en otro tema, quiero quebrar la inmerecida ausencia de comentarios desde 2007 es buena la reflexión, conozco y uso eventualmente este texto

Julio Cesar dijo...

Para los estudiantes de Diseño Gráfico considero que es referencia obligatoria este libro. Es imprescindible en toda biblioteca de los colegios y universidades donde se imparta la carrera. El producto de la esquemática es un mapa, un diagrama de instructivos, un plano arquitectónico. Y siendo la materia de estudio de tantas cosas que vemos comúnmente, está ausente en los programas de las universidades y escuelas de diseño. Los que son Diseñadores Gráficos, planean serlo o se interesan en esta profesión seguro conocen campos del diseño como la tipografía (diseño de “letras”), el diseño editorial, (diseño de libros y revistas), el diseño de marcas (diseño de “Logotipos”), el diseño publicitario (mantas, banderines, pancartas) pues la esquemática es otro de estos campos. ¿No lo sabían? Pues a leer el libro y a contribuir a la práctica critica del Diseño Gráfico y a generar conocimiento.

Xavi dijo...

Me llamo Xavier Carrera y estoy buscando información sobre los libros de Joan Costa.
De hecho estoy representando en México la colección que edita el propio Joan Costa. Pero desconozco si el resto de libros de su bibliografía estan o no descatalogados.
Si alguien sabe algo sobre este tema lo agradecería.