lunes, 21 de mayo de 2007

L.Wittgenstein. Ocasiones Filosóficas 1912-1951

Este libro me parece un acierto... para todos aquellos que quieran introducirse en la obra de Ludwig Wittgenstein y no quieran pasar por el Tractatus; libro muy importante, sin duda, pero que no refleja en absoluto los cambios de la filosofía de Wittgenstein y lo mejor de su obra. La gran ventaja de este texto es que contiene una recopilación de diversos textos de W., textos que no fueron publicados en su gran mayoría, ya que el filósofo apenas publicó, con su permiso el ya citado Tractatus y en una recensión de una artículo de lógica de P. Coffey. en 1912. Todo lo que se conoce de él se debe al trabajo póstumo de sus albaceas y a apuntes de clase de sus alumnos en Cambridge.

Pues bien, en un pequeño tomo se puede leer desde algunas cartas de W., hasta otros trabajos muy variados como su Conferencia de Ética (conferencia que al final no dio ya que a último momento cambió el texto escrito por una improvisación del momento). Algunas de sus clases, publicadas en el Cuaderno Azul y Marrón, Observaciones sobre la Rama Dorada de Frazer (dónde le da un fuerte palo a este autor) y otros trabajos diversos que en conjunto darán un panorama mucho más preciso de la filosofía de Wittgenstein que leyendo detenidamente uno de sus libros. Esto es así porque durante su vida abarcó muchos temas y cambió de opinión en diversos momentos, y, por lo tanto, leer un libro es sólo como mirar una fotografía del personaje. Refleja sólo lo que en ese momento pensó. Con palabras de Paul Strathern: "Aparte quizá de Leibniz, Wittgenstein es el único gran filósofo que ha creado dos filosofías distintas. Si se considera que el objetivo de ambas era acabar con la filosofía, se puede estimar la envergadura de la perversa dedicación de este hombre." (1)

Que el citado autor no exagera, aunque sí le da un toque de humor, puede comprobarse leyendo este párrafo de una carta escrita a Eccles, en marzo de 1939 y que también contiene el libro: "...Haber obtenido la cátedra es muy adulador y todo eso, pero podría haber sido mucho mejor que hubiera obtenido un trabajo abriendo y cerrando barreras de tren. No obtengo ningún placer de mi puesto (aunque mi vanidad y mi estupidez a veces sí que lo obtienen)." (pág. 33)

Ficha Bibiográfica:

Wittgenstein(de 1912 a 1951), Ludwig Wittgenstein, "Ocasiones Filosóficas 1912-1951", James C. Klagge y Alfred Nordmann editores, Cátedra, Colección Teorema, Madrid, 1997, pp.465.

(1)

cita en Paul Strathern, Wittgenstein en 90 minutos, Siglo XXI de España Editores, pag. 9

3 comentarios:

Baptisma dijo...

Excelente recomendación. La visita por acá ha valido la ¿pena?

Saludos y, hasta pronto!

David García dijo...

La verdad es que te veo muy interesado en la filosofia. No se que formación académica tendras, pero parece ser que tienes bastante; Yo estoy a punto de entrar en la universidad, y me ha impresionado Wittgenstein: He tenido que leer en principio por obligacion el Tractatus, y luego por gusto, y quisiera saber que es mas interesante... el libro que presentas aqui o el mismo tractatus...
Un cordial saludo.

Brigantinus dijo...

Para iniciarse en W. con cierta seriedad sugiero el libro de Ray Monk, comentado en este blog en febrero. Me parece ideal porque presenta tanto su filosofía, en su proceso de cambio, como las circunstancias en que escribió. Quedarse con el Tractatus, en mi modesta opinión, es muy poco, y además parcial; en tanto W. después manifestó estar en desacuerdo con el planteo de las proposiciones como figuras.