sábado, 10 de abril de 2010

A. Larsson. Sangre derramada

Acabé su segundo libro (publicado por estas tierras). ¡Excelente!
La incorporo a mi galería de autores preferidos. Después de "Aurora Boreal" suponía que me encontraría con algo parecido; y así fué. Pero también es distinto... como debe ser.
Para empezar diré que es una novela donde el paisaje y sus habitantes están intimamente ligados a los personajes de la trama. No se puede hacer la operación (imaginativa) de trasladarlos a otro escenario y ver lo que se mantiene. Por lo tanto leerla es parecido a visitar el lugar, amparado en un vecino querido, y poder entrar en la vida privada del pueblo, sin los reparos que cualquiera levanta frente a la observación de un extraño.
Lo delicioso de esta novela, para los amantes del género, es que la policía es de lo más verídica; casi la misma que podemos suponer que tenemos cerca de nuestra casa. Nada de "inspectores" imaginativos y extravagantes, ni de recursos sofisticados, ni de casualidades que hagan saltar la liebre a una investigación empantanada. Todo es sencillo, pero no elemental.
Las relaciones humanas son siempre complicadas: aquí, en la tierra, y en el paraíso o en el infierno. Uno siempre se lamenta de la ingenuidad de nuestros lejanos antepasados que imaginaron un mundo, en el más allá, dónde los humanos viven en perpetua adoración o castigo.
Si existiera algo así, aunque en forma etérea o fantasmal, seguiríamos chinchándonos los unos a los otros; habría quienes se acercarían más a Dios buscándole hacer la pelota y quienes se alejarían de él, en una forma de anarquismo celestial.
Lo mismo en el infierno: tendríamos de todo, y al igual que en los campos de concentración nazis, habría algun condenado que estaría muy bien alimentado y cómodo frente a una mayoría que la pasaría mal. Estaría el torturador bueno, el malo, el perverso y el indiferente, capaz de cumplir su labor, pero sin ensañamiento y sólo durante su horario de trabajo.
Lo mismo sucede en un pueblo perdido, cerca del polo norte, que en la "gran manzana" yanqui o en los desiertos calcinados,  dónde pequeños grupos humanos sobreviven al costado de una exigúa fuente de agua. Éste es le mensaje subliminal que nos deja el libro. Y el reconocimiento de esa fraternidad humana en el pecado y la virtud no quita nada de interés a la novela: al contrario, la hace más fascinante.
Creo que un gran escritor es una bendición divina; y Asa Larrson se merece nuestras preces... aunque no tenga más remedio que matar, por partida doble, a dos inteligentes pastores protestantes. En realidad son cinco los muertos, pero no seré yo el que explique quienes son, por qué mueren y cuándo sucede. Sólo me permito agregar que tres son asesinados y dos se suicidan; sin embargo el cuento que la autora nos dedica trasunta una gran paz, así como amor por la naturaleza y sus criaturas. Que además de ellos estemos nosotros... debe ser consecuencia de un inexcrutable designio del Señor; del cual nos beneficiamos muchas veces, sin merecerlo casi nunca.
Assa Larsson. "Sangre derramada". Seix Barral. www.seix-barral.es  Barcelona, enero 2010. Traducción (muy bien hecha) Mayte Giménez, Pontus Sánchez, pp. 462. Tit. Orig: Det blod som spillts, Albert Bonniers Förlag, Estocolmo. Suecia.

3 comentarios:

Isabel dijo...

El apellido Larsson me echa un poco para atrás, pero me animaré pues con A. Larsson.

Hoteles Santa Marta dijo...

Este tipo de lecturas poco las toco, pero decidí un día después de leer este post, ir a comprar el libro y decidirme a leerlo y hasta el momento voy viento en popa me ha ido muy bien por que esta muy bien estructurado, por que sabe a donde quiere que lleguemos como lectores, en definitiva gracias por tan buen recomendado.

C. Brigantinus Barbatus dijo...

Hacer el comentario de un libro es, siempre, una empresa fallida; pero uno se arriesga, más que nada, para dejar una huella de como nos sentimos leyéndolo. Tal señal puede servir a algunos, pero no a todos.