lunes, 10 de marzo de 2008

Leer

A veces guardo artículos publicados en la Red. Los imprimo y así los salvo de la fugacidad del momento. Un ejemplo podría ser éste (ver)