miércoles, 10 de octubre de 2007

A.Camilleri. La luna de papel

Comentar un libro de Andrea Camilleri (1925, Sicilia, y felizmente vivo)es muy difícil. Uno quisiera transmitir la impresión que causa su estilo tan directo, sencillo y a la vez sumamente depurado: “Se abrió la puerta y apareció el rey Víctor Manuel III de Saboya en persona, los mismos bigotes, la misma nariz. Sólo que vestido de paisano” (Pág.28). El párrafo suscita la sonrisa, pero el lector, guiado por la narración no capta (ni le interesa en realidad) lo difícil que es crear un retrato de alguien que tiene una aparición fugaz y que sin embargo, por gracia de la escritura, es una persona de carne y hueso, no un muñeco “de papel”. Camilleri crea personajes continuamente y a pesar de sus rarezas, sus manías y peculiaridades todos participan y dan realidad a una historia constantemente amena a la vez que crítica e irónica con el medio donde transcurre.

En este último libro sobre el comisario Montalbano, y sus investigaciones en la Sicilia actual, la trama, además de incluír los ingredientes de siempre: la mafia, los políticos corruptos, la socarronería local, agrega nuevos matices con el progresivo envejecimiento del comisario.

Camilleri introduce los cambios que provoca la edad sutilmente, a la par que nos asombra con nuevos arquetipos femeninos, dotados del eterno toque de imprevisibilidad que tantas inquietudes causa al sexo opuesto: “La respuesta a la pregunta la obtuvo cruzando su mirada con la de Elena. No era una mujer la que tenía sentada delante en el sillón, era una pantera en reposo, todavía satisfecha, pero que en cuanto experimentara el estímulo del hambre, se echaría encima de la presa que previamente hubiera elegido. La presa era él, Salvo Montalbano, trémulo y torpe animalito doméstico que jamás habría conseguido correr más rápido que aquellas elásticas y larguísimas piernas, perdón, patas, que de momento permanecían engañosamente cruzadas.” (pág.188)

Toda la ironía de Camilleri en un nuevo capítulo del maduro comisario. Para sus seguidores resulta de obligatoria lectura; para los que no conocen a este autor, podría ser un buen camino para adentrarse en la Italia del Sur guiado por un autor que siempre escribe algo más que una novela de género policíaco.

Ficha Bibliográfica.

Camilleri(2005),Andrea Camilleri, “La luna de papel”, Salamandra, Narrativa, www.salamandra.info, Barcelona, septiembre de 2007, pp.253. Tit.Orig: La luna di carta, Sellerio Editore, Palermo, 2005.