miércoles, 25 de febrero de 2009

Sobre este blog

El comentario de libros lleva su tiempo. Un tiempo productivo porque obliga a repasar lo leído, a tomar distancia del texto y sus opiniones, y por último es seguro que todo libro comentado resulta, a la larga, más difícil de olvidar. A pesar de estos beneficios somos relativamente pocos los que nos hemos lanzado a la labor de comentar de manera sistemática los libros que caen en nuestras manos. Más de 200 entradas en este blog avalan mi experiencia de estos últimos años. Y pienso seguir en ello, pero no siempre considero necesario tomarme el trabajo de escribir sobre lo que leo. A veces porque mis opiniones no terminan de cuajar, otras porque mi ritmo de lectura es muy superior a lo que escribo, otras ¿por qué no reconocerlo? por simple pereza frente a una obra que es lo suficientemente compleja como para provocar reacciones contradictorias. Por ello utilizo el otro blog, El Cajón de Watson, como reservorio, o embalse, de textos leídos que o ya han sido comentados o esperan su momento propicio para decidirme a ello. Lo aclaro aquí porque una revisión del material que ofrezco en este blog podrá ayudar, al lector, a tomar decisiones sin esperar el aporte de mis modestos resúmenes. 

4 comentarios:

harris dijo...

I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.


Sarah

http://www.lyricsdigs.com

Brigantinus dijo...

Thanks for your opinion. I hope that with the translation of the page for google (or another translator in the net) you find it easier to read. See you soon!
Brigrantinus

Desmemoria dijo...

Hola: Buscando referencias para abordar El Chino de Mankell, a la que soy muy aficionada, me he encontrado con tu blog y está muy logrado. Coincide más o menos con lecturas que yo hago. Yo también tengo uno pero que uso a modo de recordatorio de lo que leo y las impresiones que me causan los libros que se deslizan por mis manos. Porque hasta ahora sólo podían deslizarse.

Brigantinus dijo...

A Desmemoria:
deja, por favor, la dirección de tu blog, así podemos leer tus comentarios, también.
Saludos.
Brigantinus