Confirmar

jueves, 15 de mayo de 2008

P. Adair. La gran derrota de Hitler

Estos tiempos son muy amigables para los interesados en la historia militar de la Segunda Guerra Mundial; los editores han sacado muchos títulos nuevos, y recuperados otros que habían sido publicados hace años y que por lo tanto no estaban al alcance del aficionado (excluyo a los “especialistas” ya que no existe ninguno que merezca este calificativo y no domine por lo menos el inglés para acceder a material relevante; con sólo español resulta imposible ya que las editoriales van sobre seguro y traducen sólo lo que consideran vendible). Todo esto viene a cuento por que “La gran derrota de Hitler” es un libro que sólo puede aparecer si se prevé un público que lo espere; y con esto digo ya lo esencial: un texto que describe con bastante detalle una operación bélica de la 2GM, la operación Bagration, que siendo importante no interesa más que a aquellos que son capaces de reconocer al momento a que me refiero. Para los que no tienen idea añadiré que en 1944, el 22 de junio (tres años justo después de la invasión alemana), los ejércitos soviéticos lanzaron una potente masa de fuerzas que rompió y destruyó a tres grupos de ejército alemanes que protegían el Frente Oriental. La Operación Bagration, nombre de un general ruso muerto en la invasión napoleónica, fue la primera de este ataque dirigido contra el Grupo de Ejércitos Centro y consiguió la liberación de toda Bielorrusia llevando las tropas soviéticas a las puertas de Varsovia.

Con este ataque, inesperado por su dirección e intensidad, Stalin apoyó la invasión aliada de Normandía y se generó una dinámica de progresión en dos frentes hacia la fortaleza nazi letal; tanto que al guerra no llegó más allá de mayo de 1945 (Cuando los nazis pensaban durar, incluso si las cosas les iban muy mal, varios años).

El libro cuenta como se preparó la operación y como reaccionó el Alto Mando encabezado por Hitler. A juzgar por lo que escribe Adair aquí el Führer ya no estaba en sus mejores momentos y la orden de sostener el territorio a toda costa aceleró y magnificó la derrota alemana, muy superior en cantidad y calidad a la famosa de Stalingrado.

Un libro que se lee con interés si uno está “en el ajo”, pero que no lo considero adecuado para aficionados “ligeros”, de aquellos que sólo se interesan por los episodios bélicos reflejados en las películas del género.

Además de los detalles puramente militares me llamó la atención el capítulo dedicado a los partisanos ucranianos y como algunos siguieron luchando, luego de la derrota nazi, pero esta vez no contra los alemanes sino contra los soviéticos. También el uso de tropas rusas por parte de la Wermacht, algunas de las cuales se distinguieron por su ferocidad, como por ejemplo: “Una de las más destacadas de estas bandas fue la formada por Bronislav Kaminski, que llegó a reunir una fuerza de nueve mil hombres que luchaban bajo el emblema zarista, la cruz de San Jorge. Prácticamente imposible de controlar, se le dio su propia zona semiautónoma en el bosque de Bryansk. Cuando el ejército alemán se retiró hacia el oeste, la Brigada Kaminski lo siguió, acompañada de más de veinte mil simpatizantes. Fueron descritos como “indisciplinados y mal armados y uniformados, la brigada parecía una banda de mercenarios del siglo XVI o XVII y no una unidad militar moderna”. Fueron empleados para causar el terror en la supresión del levantamiento de Varsovia. Kaminski se volvió tan flagrantemente desobediente de sus órdenes que los alemanes lo hicieron fusilar.” (pág. 105).

Como se ve en el Frente del Este se hacía una guerra muy distinta al del Oeste, y este libro aporta elementos para conocer mejor lo que allí sucedió.

Un 10 para la tipografía utilizada, y un “no aprobado” para la traducción que me pareció (sin tener a la vista el original) incorrecta en diversas cosas, como traducir “teniente” por “lugarteniente” (quedando bastante ridículo hablar de un “lugarteniente general”), así como la utilización de la palabra “rifle” por “cañón” o algún otro término equivalente (“rifle” es un arma corta, y no se compagina con las unidades y las operaciones militares narradas. Me he quedado con la curiosidad de saber a que clase de arma se refería el autor). En cuanto a la fotografía es bastante completa ya que se muestran los principales oficiales por ambos bandos, aunque lamento que no se hayan utilizado originales y por lo tanto sea de poca calidad.

Ficha Bibliográfica:

Adair(1994), Paul Adair, “La gran derrota de Hitler”, Tempus, www.tempuseditorial.com, Barcelona, abril de 2008, pp. 255. Tit. Orig: Hitler’s Greatest Defeat

1 comentario:

Pablo dijo...

Muy buena su crítica. En estos días vacacionales me puedo dedicar a leer este libro. Sin embargo discrepo con el tema del interes. Adair hace un recuento muy detallado, y simple, que permite aún al mas novel de los lectores interiorizarse en la genesis de la segunda guerra mundial, y en última instancia, de los acontecimientos que llevaron a Bagration.